Coche por suscripción: una nueva forma de viajar y disfrutar del verano

¿Cuántos veranos has renunciado a meter una maleta más en el coche porque no te cabía en el maletero? No conocías las ventajas del coche por suscripción. ¿Te acuerdas del verano que no te llevaste las palas de pádel por falta de espacio? ¿Aquel verano que dejaste la Thermomix en casa y no pudiste hacer el gazpacho como lo preparas habitualmente? ¿Ese año que mandaste a tu sobrino en autobús (aunque la verdadera razón sólo la sabemos tú y yo)?

Cada vez más, elegimos el coche familiar en función de las necesidades reales del día a día, siendo conscientes de que nos vamos de veraneo una vez al año y no vale la pena hacer una gran inversión en un coche más amplio al que sólo vamos a exprimir durante unos pocos días al año. Pero gracias al coche por suscripción ya no tienes por qué elegir entre una cosa u otra. Cardive es flexibilidad, porque tu vida cambia de mes a mes y tu coche debería poder adaptarse a tus necesidades.

El coche por suscripción amplía el abanico de posibilidades, pudiendo suscribirte durante todo el año e ir cambiando el vehículo mes a mes según cambian tus necesidades, o bien utilizar esta suscripción de forma puntual sólo para los meses que sea necesario, pudiendo ser un vehículo más amplio durante el verano, un urbano etiqueta ECO durante el invierno para acceder al centro de la ciudad o incluso un vehículo con tracción integral para los viajes a la montaña en los meses más duros del invierno.

No tiene sentido tener un maletero grande durante todo el año si sólo lo utilizas dos días al año, pero tampoco lo tiene no poder meter las sillas, sombrilla y nevera durante tus vacaciones sólo porque en invierno no necesitas maletero. Con Cardive te suscribes a un Fiat 500 híbrido de septiembre a junio y lo cambias por un BMW X1 diésel en julio y agosto. O te compras el SUV grande que os gusta sabiendo que puedes suscribirte los meses que lo necesites a un coche urbano con etiqueta cero para tus desplazamientos por la ciudad.

Además, la cuota mensual de Cardive incluye seguro, vehículo de sustitución y, lo más importante, sin límite de kilómetros. Porque no podemos estar todo el año esperando a las vacaciones para andar midiendo si hacemos o no una excursión a esa playa tan chula de la que te han hablado en la oficina o si podemos ir a pasar el día a casa de los abuelos, a 100 kilómetros de distancia. En Cardive, al contrario que con los alquileres tradicionales, no existe ninguna penalización por hacer tantos kilómetros como necesitemos.

En Cardive hemos calculado que esa flexibilidad conlleva un ahorro anual de 800 € y creemos que el dinero donde mejor está es un tu bolsillo para que tu decidas si te das un capricho durante las vacaciones o lo ahorras, porque en tu próximo coche ya sabes que no te lo vas a gastar. Y si llega el verano y el amigo gamberro de tu hijo no te cabe en el coche, tú y yo sabemos que es porque no quieres. Si te suscribes a Netflix o Spotify, ¿por qué no a un vehículo? Entras en la web Cardive.es, eliges el que mejor encaja con tus necesidades y te dejas llevar. ¿Qué al mes siguiente necesitas otro tipo de coche? Pues lo cambias y pista. No te vamos a mirar mal por ello. ¿Y a hora qué? ¿Te suscribes a tu próximo coche?