Coche como inversión vs Suscripción a un coche como inversión

Movilidad y propiedad son dos conceptos que hace tiempo dejaron de ir necesariamente de la mano. No es condición indispensable que tu coche esté "a tu nombre" para tener un coche a tu disposición y desplazarte cuando lo necesites, 24 horas al día 7 días a la semana. Para ello tienes a tu disposición alternativas como el renting o el coche por suscripción, que no sólo te ahorran quebraderos de cabeza (como impuestos, seguro y trámites burocráticos), si no que económicamente te van a resultar muy interesantes.

Porque generalmente hablamos del coche como la segunda inversión más importante de nuestras vidas, tras la vivienda. Este cliché parte de la base de que cuando dejas de necesitar tu coche, todavía puedes rentabilizar la inversión que realizaste al adquirirlo. Todos los estudios al respecto coinciden en que pocos bienes se deprecian tan rápido como tu coche, salvo que tengas una de esas joyas que se revalorizan como el buen vino. En el primer año tu coche recién comprado pierde de media un 20% de su valor, y los siguientes hasta los 5 años de antigüedad sigue perdiendo en torno a un 10%.

Pero pensemos que a lo largo de este tiempo vas haciéndole la revisión anual, vas pagando los impuestos de circulación, las ITV, el seguro… un coste que se aproxima a 20.000 € durante los 13 años que los españoles tenemos de media nuestro coche. Digamos que la inversión de tener un coche en propiedad en muchos casos resulta ruinosa.

Pero tener un coche a tu disposición en todo momento es sinónimo de libertad. Los servicios de carsharing son una gran solución para momentos puntuales. Podríamos decir que es un buen complemento, pero cuando te llama un amigo a las cinco de la tarde para que vayas a su casa de Las Rozas a ver el partido que empieza a las seis, activamos el DEFCON 2 si no tenemos un coche a nuestra disposición de forma permanente.

De modo que si lo que buscas es poder ir adaptando tu coche a tus necesidades, olvidarte de todos esos trámites burocráticos a los que te obliga TENER un coche y ahorrarte un buen dinero cada vez que te apetece hacer kilómetros con tu coche (en contraposición con las barreras que en este apartado te imponen casi todos los renting) lo que tienes que hacer es suscribirte a tu próximo coche y verás qué buen negocio haces. El coche por suscripción será una de tus mejores inversiones.