¿Y si la fórmula más económica de tener coche fuese suscribiéndote mes a mes?

Sólo en impuestos, ITV, mantenimiento y seguro (costes incluidos en la cuota de un renting o un coche por suscripción), si tienes un coche en propiedad en España se te van casi 130€ mensuales. Y tenemos el coche con nosotros hasta 13 años de media, así que te ahorro los cálculos para que sepas que, para cuando queremos vender el coche, sólo en esos tres conceptos ya te habrás gastado casi 20.000 euros, exactamente lo mismo que nos estamos gastando de media en el propio coche.

Vayamos por partes, empezando por el seguro. Está claro que para gustos los colores y que cada uno elige, según sus circunstancias, entre un seguro a terceros, un todo riesgo y todas las posibilidades intermedias que puedes encontrar. Por supuesto, el valor del vehículo tiene una relación directísima con el coste del seguro. Pero como se trata de hacer un cálculo medio, en Kelisto.es han calculado que nos supone un gasto medio de 660 euros al año o 55 al mes. Un coste que, debes saber, está incluido en todas las cuotas Cardive a través de un seguro a todo riesgo con franquicia de 500€.

Segundo punto del orden del día: el mantenimiento. El reconocido blog Xataka hizo un cálculo estimando el coste del mantenimiento del coche a lo largo de esos 13 años que tenemos de media el coche en nuestro poder. Revisiones, aceite, filtros, baterías, pastillas… (lo normal, vamos). ¿Habrías dicho que ese coste sobrepasa las 10.000 € en ese tiempo? Pues sí, 65 euros al mes que se quedan en tu bolsillo si optas por un coche por suscripción Cardive, ya que este coste también está incluido en tu cuota.

Con los impuestos y la ITV pasa más de lo mismo. Obviando la incomodidad de estar pendiente, ir a la ITV y poner una vela al santo que prefiramos para que no nos salga desfavorable, digamos que en este apartado en total gastaríamos poco más de 7 euros al mes, para un total de 1.100 euros en esos 13 años. A estas alturas de la entrada, ya sabes lo que te vamos a decir: con el coche por suscripción no tendrás que preocuparte de impuestos e ITV.

Hablemos del kilometraje

Terminemos por decir que cualquier servicio de renting también incluye los gastos que hemos repasado hasta ahora. Totalmente cierto, pero obviando el hecho de que con un renting te tienes que comprometer un mínimo de 3 años y que esas cuotas tan bajas que ves en los anuncios se corresponden a periodos más amplios, es momento de que hablemos del kilometraje.

Esas ofertas tan atractivas que ves suelen tener el kilometraje limitado a 10.000 al año. Según el estudio anual de movilidad de Arval, hacemos de media 12.646 kilómetros anuales, lo cual a un conductor medio le obliga, bien a pagar penalizaciones económicas por superar el kilometraje estipulado, bien a cortarse y usar el coche menos de lo que le gustaría. Como vas por delante de nosotros, has adivinado que con el coche por suscripción Cardive no tienes límite de kilómetros. Si en lugar de 13.000 al año quieres hacer 130.000, nadie te va a mirar mal y no se te va a cobrar un céntimo más por ello.

Además de una solución enormemente cómoda por todos los trámites que te evita y la flexibilidad que te ofrece a la hora de adaptarse a tus necesidades, el coche por suscripción es una solución más económica para la mayoría de conductores, porque tener un coche es una pequeña hipoteca que va pegando mordiscos a tu cuenta mes a mes. ¿Estás ya listo para suscribirte a tu próximo coche?