Cuando eliges coche por suscripción, te regalas un coche mejor

Porque tú lo vales, porque te lo mereces y porque tienes la tranquilidad de tener red de seguridad en caso de que las cosas no vayan como esperas. El formato de coche por suscripción te proporciona toda la flexibilidad del mundo por si un día necesitases cambiar o incluso darte de baja, y esa tranquilidad se traduce en muchas ocasiones en darte el capricho de un coche mejor.

Y es que los españoles escogemos un vehículo de mayor valor cuando optamos por el renting que cuando adquirimos el vehículo …y la diferencia no es pequeña, nada más y nada menos que 5.000€. Este curioso dato se desprende del Arval Mobility Observatory recientemente publicado, que nos dice que el precio medio de los turismos que circula por las carreteras españolas es de 29.413 euros, mientras que los turismos destinados al renting tienen un precio medio de 34.250 euros.

Bien es cierto que las causas de ese incremento en el gasto son muy diversas. Culturalmente el renting para particulares es una opción que han asimilado de forma más natural personas con un perfil económico más alto, lo cual influye en el coche elegido. Pero es innegable que la reducción de incertidumbre nos hace tomar decisiones de consumo con un poco más de alegría.  

Con el coche por suscripción adaptas tu coche a tu situación económica, familiar o laboral

Los lógicos miedos y temores que experimentamos cuando nos enfrentamos a una inversión de miles de euros se superan cuando sabes que, en caso de que las cosas no nos vayan todo lo bien que deseamos, tenemos la opción de contener ese gasto. En un renting para particulares esto supone que a los 3 años siempre puedes optar por un vehículo más económico. En el caso del coche por suscripción se traduce en que, al poder cambiar de coche mes a mes, podrás ir adaptando el coche que conduces a tu situación económica, familiar o laboral.

Porque en Cardive creemos que es tu coche el que se tiene que adaptar a tus circunstancias y no tus circunstancias a tu coche. El coche por suscripción aporta la flexibilidad que muchos clientes echan en falta al renting para particulares. La suscripción es indefinida y sin permanencias, de modo que pagas mes a mes mientras disfrutas del vehículo. Eso sí, puedes cancelar tu suscripción cuando quieras (siempre dentro de los plazos del mes vigente) y podrás cambiar de coche en cualquier momento.

Tanto con el renting como con el coche por suscripción te olvidas de impuestos, de mantenimientos y de seguros, pero además con Cardive te olvidas también de pagos extra en kilometraje, lo que da como resultado un ahorro medio de unos 800 euros al mes.  ¿A que así sí te lanzas a un coche un poco mejor? ¡Si es que cuando eliges un coche por suscripción, todo son ventajas!