Cómo el coche eléctrico ha cambiado nuestros hábitos a la hora de viajar

Las nuevas tendencias en movilidad ya están suponiendo llamativos cambios en nuestras rutinas y costumbres sin que nos estemos dando cuenta. Quedar a cenar en las zonas donde sabemos que suele haber aparcados muchos coches de carsharing, cambiar de coche mes a mes gracias al coche por suscripción o planificar nuestros viajes en función de los puntos de recarga intermedios entre nuestra casa y nuestro destino son sólo algunos ejemplos.

Una de las web referencia para los usuarios de vehículos eléctricos o híbridos enchufables (Electromaps) ha publicado un interesante estudio sobre los hábitos a la hora de recargar el coche durante los viajes.

La recarga de un coche eléctrico durante un viaje lleva más tiempo que el repostaje de un coche tradicional, lo que nos lleva a pensar qué hacemos durante ese tiempo. Según este estudio, la restauración se lleva la palma como “entretenimiento” preferido para el 37,5% de los usuarios, seguido de las compras (17,6%) y el ocio/turismo (16,8%), ya que no sólo puedes recargar en una estación de servicio; también puedes buscar un bonito pueblo que no te haga desviarte mucho del camino donde tengan un cargador.

Probablemente hay cosas en las que, si todavía no eres usuario de estos coches, no habías caído, y es que muchos de los encuestados decían que echaban en falta cubiertas para protegerse del sol o de la lluvia en los puntos de recarga.

Seguro que has oído que uno de los puntos débiles para el despegue de la movilidad eléctrica en España es la poca red de puntos de recarga ultra rápidos. Y seguro que es cierto, pero este estudio nos descubre que los españoles somos un poco tacaños, ya que, a la hora de elegir entre una recarga más rápida o una recarga más barata, casi el 42% se decanta por el más barato, e incluso son más los indecisos que los que tienen claro que prefieren pagar más para cargar en menos tiempo.

No te vamos a hacer spoiler de todo lo que se cuenta este interesantísimo estudio. Lo mejor es que seas tú mismo el que lo mastique y digiera en Electromaps, ya que se aprenden cosas muy interesantes, algunas de ellas en las que seguro no habías pensado hasta ahora.

Coche por suscripción, la fórmula ideal para descubrir el coche eléctrico

Ya te hemos comentado en alguna ocasión que el coche por suscripción es el formato ideal para tener la primera experiencia con el coche eléctrico o híbrido enchufable. Porque el español medio está hecho un lío sobre qué tipo de coche comprarse, cuál le servirá dentro de 5 años para ir al centro de la ciudad. Y no es cuestión menor, que estos coches eléctricos con más tecnologías a bordo tienen un precio sensiblemente superior.

Pero si eliges el coche por suscripción, sabes que puedes ir adaptando la tecnología de tu coche a la más adecuada para el momento, y si ahora te vale un coche gasolina, te suscribes a uno gasolina, sabiendo que si dentro de dos años necesitas un eléctrico, podrás cambiar tu suscripción a uno 100% eléctrico cuando lo necesites.

En el catálogo de Cardive tienes propuestas que se adaptan a todas las necesidades, desde los coches de combustión interna tradicionales, pasando por híbridos de los denominados autorrecargables, híbridos enchufables y, por supuesto, coches 100% eléctricos. Te das de alta en cuatro clics, eliges tu coche según tus necesidades y presupuesto y te pones a disfrutar de tu nuevo coche, pudiendo cambiarlo o darte de baja cada mes. Igual está feo que lo digamos nosotros, pero todo son ventajas.