El 65% de los españoles ya tenemos algún conocido que confiesa que no necesita comprar coche

Hace cuatro años la peli “Moonlight” le birlaba por sorpresa el Óscar a la mejor película del año a “La La Land” (por sorpresa y con numerito en el escenario incluido), “Despacito” de Luis Fonsi lideraba las descargas en iTunes (¿iTun… qué, eso qué es?) y el 0% de los españoles afirmaba conocer a alguien que se plantease no comprar un coche en beneficio de otros modelos de movilidad como el carsharing o el coche por suscripción. Has leído bien. En el estudio Automotive Disruption Radar de Roland Berger de 2017, nadie en España respondía que tuviese algún conocido que pensase que su próximo coche no sería comprado.

Ya te hemos advertido en el pasado que la industria del automóvil cambiará más en los próximos 5 años que en los últimos 50, pero quizás no te lo terminabas de creer. Y es que en estos cuatro años que han pasado desde aquella encuesta la situación ha dado la vuelta como un calcetín y el mismo estudio apunta a que el 65% de los españoles conoce a alguien que cree que no necesita comprar coche y que, por lo tanto, considera que tanto carsharing como carpooling, coche por suscripción o incluso el transporte público le sirven para solucionar todas sus necesidades en cuanto a movilidad.

La principal razón de este radical cambio de tendencia es la proliferación de propuestas en materia de movilidad que hasta hace poco no existían. El carsharing estaba en pleno auge cuando llegó la pandemia, pero seguro que pasado un tiempo volveremos a tener plena confianza en él. Algo similar sucede con propuestas de carpooling como Blablacar. Y el coche por suscripción directamente sólo existía en la mente de algunos.

Libérate de la propiedad con el coche por suscripción

Hoy en día propuestas de coche por suscripción como Cardive nos permiten liberarnos de la propiedad. Decimos liberarnos porque hay muchos que tenemos claro que no queremos acarrear con todo lo que supone tener un coche: seguro, mantenimiento, impuestos… Tienes un hijo, te cambian de lugar de trabajo, eres expatriado, tu coche tiene 15 años y el mantenimiento te cuesta un riñón, termina tu renting y te han “frito” a cobros de extras, crees que ha llegado el momento de dejar de tener dos coches en propiedad… las situaciones son múltiples.

Y por supuesto, está el tema de la flexibilidad. Por un lado está la flexibilidad de poder cambiar de coche o darte de baja cada mes. En Cardive no exigimos ninguna permanencia, ya que entendemos que tu vida puede cambiar en muchos sentidos en cualquier momento y eso afecta también al coche en el que te mueves. Sea cual sea tu permanencia con tu coche por suscripción, al terminar no tendrás ningún cargo que penalice el período de tu estancia con nosotros.

Pero flexibilidad también es poder disfrutar todo lo que quieras de tu coche por suscripción. Hay muchas otras opciones, también en el mundo del renting, que te penalizan en cuanto haces un viaje. Con Cardive no tienes límites de kilómetros y eso te da la libertad de usar tu coche de suscripción como si realmente fuese tuyo.

¿Y tú, dónde estabas en 2017? ¿Eras de los que no se planteaban dejar de comprar el coche y en 2021 ya lo estás valorando? Pues únete al club Cardive, regístrate y mira si en nuestro catálogo hay algo que te encaja. Y si en estos momentos no lo hay, sigue atento porque cada semana hay nuevas incorporaciones. Súmate a la nueva movilidad. No te arrepentirás.