Duro como una roca: Más de 600.000 kilómetros a bordo de un Mitsubishi Space Star

…y no era de los que tienes ahora disponibles en el catálogo de Cardive, aunque podría ser, puesto que si te suscribes a cualquier coche de Cardive no tienes ningún límite de kilometraje.

Se trata de la familia Huots, que vive en Minnesota y que con su Mitsubishi Mirage (el nombre comercial que tiene este modelo japonés en Estados Unidos) superaron las 400.000 millas recorridas en apenas 6 años, toda una prueba de la fiabilidad de este pequeño compacto desconocido para el gran público.

Que los coches japoneses son de una dureza extraordinaria no supone ninguna sorpresa. Toyota, Subaru o la propia Mitsubishi son marcas que se han ganado a pulso la buena fama de fiabilidad. Pero que un pequeño coche como este pudiese alcanzar este hito no era un hecho fácilmente predecible, porque… ¿cómo haces tantos kilómetros en un coche que a priori no es el idóneo para viajar?

Janice Huots fue la encargada de hacer los primeros 11.000 kilómetros de este Space Star y, a partir de entonces, los Huots pensaron que el coche iba a ser más útil para que Jerry lo aprovechase en su negocio de reparto de mensajería, recorriéndose todo el frío estado de Minnesota para realizar las entregas de muestras médicas de diferentes laboratorios. Y es que 666.000 kilómetros son muchos kilómetros (haz cuentas: 666.000 kilómetros en 6 años supone recorrer 300 kilómetros de media cada día!!!).

El Purple Won (así bautizaron al coche en un juego de palabras por la similitud del color del coche y el del equipo de fútbol americano de Minneapolis, los Vikings) durmió en la calle durante su estancia y las únicas visitas no rutinarias al taller fueron para cambiar los cojinetes de las ruedas y el motor de arranque, ya con más de 300.000 kilómetros, y fueron cubiertos por la garantía.

Los Huots han rentabilizado con creces los 12.995 dólares que les costó el coche y, de hecho, el pasado mes de diciembre lo reemplazaron… ¡por otro Space Star! Pero puede ser que tú no tengas claro si lo que necesitas es un Mitsubishi Space Star o si es mejor optar por un Volskwagen T-Cross. En tu caso, la mejor opción es el coche por suscripción Cardive. Porque te suscribes y puedes cambiar de coche o darte de baja mes a mes. Sin dar explicaciones ni que se te cobre un euro por ello.

Y si, como los Huots, lo que necesitas es hacer 300 kilómetros cada día, Cardive es tu sitio. Porque encontrarás otras propuestas parecidas, pero en ninguna te dirán que no tienes límites de kilómetros. En Cardive queremos que uses el coche como si fuese tuyo. Lo que hagas con él es cosa tuya; no nos importa el cómo ni cuánto.