Quien opta por el coche por suscripción, disfruta más de su coche

Un coche hay que vivirlo, llenarlo de experiencias, descubrir nuevos lugares, subir el volumen y disfrutar de tu música favorita, bajar la ventanilla y dejar inundar tus pulmones de la brisa de la sierra… así es como lo ve mucha gente, pero especialmente nuestros cardivers, esa gente que ya ha descubierto una nueva forma de movilidad: el coche por suscripción.

Y es que, si la medida para saber cuánto disfrutamos de nuestro coche fuese el número de kilómetros que recorremos con el mismo, podemos decir con mucho orgullo que los que eligen el coche por suscripción son unos auténticos disfrutones de sus coches. Los últimos datos que tenemos sobre los kilómetros que de media recorre un particular con su coche están contaminados por la pandemia y las restricciones a la movilidad que ha desencadenado. De modo que en lugar de esos 9.555 kilómetros que dice el informe Arval Mobility Observatory 2021 que recorrimos de media en 2020 con nuestro coche particular, tomaremos como referencia los 12.646 kilómetros que hicimos en 2019 cuando no había coronavirus ni se le esperaba.

Pues bien, los cardivers recorren de media casi el doble de esos 12.000 kilómetros, basándonos en los datos que le proporciona la tecnología de BotOn, que permite monitorizar en tiempo real multitud de parámetros del parque. Y nos encanta esta estadística, porque quiere decir que esa gente realmente necesitaba una propuesta para disfrutar del coche de otra manera, una fórmula que eliminase barreras y les permitiese hacer más kilómetros, conocer más lugares, recoger más veces a su hija en judo o simplemente elegir la ruta más bonita en lugar de la más rápida.

En Cardive siempre conduces un coche nuevo o prácticamente nuevo

Son muchas las razones por las que pasa esto. La primera es muy obvia, pero es que sin ella nada de lo que estamos contando sería posible: Cardive elimina toda penalización por el kilometraje recorrido. Nos da igual si haces 100 o 100.000. Lo que hagas con el coche es cosa tuya, porque queremos que uses el coche como si fuera tuyo. Al principio de mes sabes lo que vas a pagar y que esa cuota INCLUYE TODO menos la gasolina. Sin sorpresas ni letra pequeña.

Pero detrás hay otras razones, como que recorremos muchos más kilómetros cuanto más nuevo es el coche que tenemos. En Cardive siempre conduces un coche nuevo o prácticamente nuevo y todos sabemos que tenemos más confianza en un coche nuevo, en el que las averías son menos comunes. Además, el hecho de que la suscripción incluya el mantenimiento del vehículo te hace ver con otros ojos ese viaje a Cádiz, que cuando tienes un coche con 120.000 kilómetros te hace estar mirando los talleres que hay en la ruta, por lo que pudiera pasar, ya que el motor hace un ruido que no te gusta nada.

De modo que, si en algo podemos contribuir a tu felicidad, a que no te pongas límites innecesarios para tu ocio y tu día a día, estaremos encantados de que sea porque eliges el coche por suscripción Cardive. Y si quieres hacer 24.000 kilómetros al año, como si quieres hacer 100.000. Eso es cosa tuya. Como un renting pero sin límites. Sin permanencias. Mejor. ¿Te animas?