Tu próximo coche podría ser de la misma marca que tu móvil o tu portátil

…y no estamos diciendo que vayas a tener un móvil Opel o Audi. Más bien lo contrario. Permítenos que empecemos esta entrada remitiéndonos a otra en la que hace unas semanas hablábamos de la deriva de Bugatti, de su compra por parte de un pequeño fabricante de superdeportivos eléctricos y de los cambios de paradigma que en los últimos años está experimentando la industria de la automoción. Repasábamos entonces cómo Tesla es ahora el fabricante de coches con mayor valor bursátil del mercado o el hecho de que en menos de una década más de la mitad de los coches matriculados irán destinados a servicios de movilidad por suscripción.

Y es que hace unos días nos despertábamos con la confirmación de lo que desde hace meses era un secreto a voces: el gigante chino Xiaomi ha registrado Xiaomi Automobile, o lo que es lo mismo, el fabricante que ya ha superado a Apple en cuota de mercado en smartphones (y va decidida a discutir la hegemonía de la coreana Samsung) está ya en la rampa de salida para empezar a fabricar coches en masa.

Digamos que, en apariencia, el proyecto está más maduro que el de Apple, que lleva años jugando al despiste con la entrada en escena de la manzana como marca de coches, pero que el pasado mes de junio dio un paso bastante clarificador fichando a un exdirectivo de la división de coches eléctricos de BMW, que responde al nombre de Ulrich Kranz y bajo cuyo “mandato” vieron la luz los eléctricos BMW i3 e i8. No parece que tenga mucho sentido que las funciones de Kranz en Apple sean muy distintas a aportar su know-how en el desarrollo y fabricación de coches eléctricos.

Lo cierto es que estos gigantes tecnológicos se benefician de su gran experiencia en integración de hardware y software y en tecnologías que resultan fundamentales para el desarrollo de los coches eléctricos y conectados. Además, aportan un músculo financiero que hoy en día falta en el sector automovilístico. Digamos que, así para empezar a hablar, los amigos de Xiaomi han registrado la marca de su división automovilística con un capital inicial de 1.300 millones de euros.

Tendencias imparables: electromovilidad, conducción autónoma, coche por suscripción...

De modo que todo parece indicar que el día de mañana tu móvil, ordenador portátil, coche …y quién sabe qué más podrían ser de la misma marca -ya sea Xiaomi, Apple, Samsung o ACME-, la cual conectaría todos estos dispositivos para que tu perfil esté en todos ellos y aprendan de tus usos y costumbres.

Hay tendencias en movilidad que sin imparables. Ya nadie cuestiona la electrificación, el vehículo autónomo estará disponible cuando los legisladores se lancen a crear un marco seguro y la nueva movilidad pide a gritos propuestas como el coche por suscripción que se adapten a nuestras necesidades y nos liberen de la propiedad como condición indispensable para conducir el coche que quieres en cada momento.

Posiblemente las barreras que el consumidor occidental tiene con los coches chinos se superen si en lugar de hacer un gran esfuerzo económico para adquirirlo, con los riesgos que muchos ven en ello, puedas acceder a esos coches a través de un modelo por suscripción, probando unos meses y cambiando a otros coches si finalmente no les convence. Te suscribes a tu Xiaomi mensualmente, pagas tu cuota y, si al mes siguiente te quieres cambiar a Apple porque te ofrece más tranquilidad o te parece más cool, lo haces sin dar explicaciones a nadie. Con seguro y mantenimiento incluidos y sin límite de kilómetros. Eso es lo que ya puedes hoy en día con Fiat, Mini, BMW, Seat, Mitsubishi… Entra en Cardive.es y compruébalo por ti mismo. Que no te lo cuenten.